Dos casos reales de amenazas a la reputación


¿Te has preguntado con frecuencia cómo perciben los diferentes públicos a tu empresa? ¿Te cuestionas por la imagen que da tu empresa? Ten en cuenta estos casos, ya que de tu idoneidad depende la continuidad del negocio.


Las organizaciones se preocupan por lo que hacen, por eso se esfuerzan cada día por ofrecer buenos servicios y productos, por crecer, ganar mercado y generar utilidades, lo que hace que se posicionen en el medio, sean reconocidas, generen confianza y credibilidad; de esta manera van construyendo su imagen, buen nombre, marca y lo que conocemos como la buena reputación.


 Sin embargo factores inesperados, pueden llegar a afectar la imagen de las empresas.

Por eso es tan importante aprender a manejar el riesgo reputacional.


Ahora bien, una empresa corre riesgo reputacional en cualquier momento y aprender a manejarlo y gestionarlo es indispensable, ya que por causa de algún evento negativo, sea éste interno o externo, el público puede castigarlo dejando de usar o comprar sus productos.

Es claro que tal castigo se traduce en menores ventas o en mayores costos de reparación, o ambas cosas. ¿Quieres contratar una empresa que sepa cómo manejar tus riesgos reputacionales? Descarga nuestro ebook y conoce cómo lo hacemos.

Debido a prácticas antiéticas algunos casos de empresas, han traído al frente la importancia de gestionar el riesgo reputacional, así como se gestionan los demás riesgos en las organizaciones. Estos han sido los más sonados y los que más lecciones nos permiten aprender:

riesgo reputacional

Foto: BBC vía AFP.

¡Ojo al balón! Se descubre en la FIFA lo que siempre se sospechó

La FIFA en el ojo del huracán. Así fue en 2015 cuando Estados Unidos comenzó una investigación que llevó al arresto de siete altos directivos y que sacudió el mundo del fútbol.

La falta de ética encontrada por parte de la mayoría de personajes de la cúpula del “deporte rey” fue impactante debido, en gran parte, a que los delitos y abusos que cometieron entraron en la categoría de inmoralidad con los millones de fanáticos mundiales.

Los cientos de millones de dólares robados por los ejecutivos de la FIFA que han sido imputados provenían de los bolsillos de los otros tantos millones de personas que encuentran en el fútbol la principal diversión.

Aficionados que, al final de cuentas, pagan por los costosos derechos de televisión y los productos que venden las empresas patrocinadoras de la FIFA. Es de aquí, de este “tesoro”, que los empresarios corruptos de la FIFA extrajeron durante décadas sus tajadas.

El gran destape comenzó cuando el departamento de Justicia de Estados Unidos pidió la detención de siete altos cargos de la FIFA. La fiscal general de EE.UU. aseguró que esto era solo la punta del iceberg y así fue. Se sumó a la investigación la justicia suiza y, también, la comisión de ética de la FIFA.

Más de 50 imputados o multados o suspendidos, entre ellos el presidente de la FIFA, Sepp Blatter. Las acusaciones contra el presidente de la FIFA se hicieron por años, pero nunca con un resultado concreto. Al final, su carrera quedó truncada por el escándalo de corrupción que involucra a muchos de sus subalternos y la desconfianza en la FIFA, cimentada en la mente de los aficionados del mundo.

Así acompañamos a su empresa para gestionar este y otros tipos de riesgos.

Asesoría personalizada Atlas

 

riesgo reputacional

Foto: Ralf Roletschek vía Wikipedia.

Algo huele mal. Volkswagen trunca sus emisiones

En marzo de 2017 el grupo Volkswagen admitió formalmente su culpabilidad por los tres cargos presentados en Estados Unidos por trucar los motores de sus automóviles diésel para evitar los límites a las emisiones.

Manfred Doess, el abogado general de Volkswagen, presentó la declaración formal de culpabilidad en una vista celebrada ante un juzgado Detroit en nombre del consejo de Administración del grupo. El fabricante alemán se comprometió también a que sus operaciones estén supervisadas durante tres años.

El total de automóviles afectados en ese país ronda las 600.000 unidades. Son en su mayoría modelos equipados con motores de dos litros. La compañía tuvo que negociar por separado un desembolso superior a los 17.500 millones para compensar a los dueños de los vehículos afectados y a los concesionarios que se quedaron con los coches sin vender, tanto nuevos como de segunda mano.

Volkswagen tiene prohibida la venta de automóviles diésel desde que estalló el escándalo y decidió hace unos meses no luchar por un mercado en el que dominó de manera aplastante, porque el daño a la imagen de la marca fue enorme. Como parte del pacto con el Departamento de Justicia, se comprometió a invertir en el desarrollo de un automóvil eléctrico que lleve la ya reconocida, pero vapuleada marca alemana. El mínimo de expiación por los pecados, para volver a cimentarse en el imaginario mundial, como una industria que piensa en el medio ambiente y las personas y no, todo lo contrario.

Casos con información de www.elpais.com

¡Qué esto no te pase a ti! Descarga nuestra guía para saber cómo te ayudamos a que estos riesgos no te sucedan a ti.

Gestión del riesgo en Colombia

 



 

Gestión del riesgo Colombia

Artículos recientes

Nuevo llamado a la acción