¿Sabes cómo se hace un buen plan de gestión de riesgos?

Puede que ya sepas que el riesgo es una constante en la vida y qué es necesario estar siempre pendiente a evitarlo. ¿Pero sabes que la prevención por medio de un plan de gestión de riesgos es la mejor herramienta de tu negocio? Te contamos dos claves que te convencerán de hacer un plan hoy mismo.


El enfoque integral de la gestión del riesgo pone énfasis en las medidas a llevar a cabo cuando se ha tomado la decisión de examinar los riesgos de la compañía y depende esencialmente de:

  • la identificación y análisis del riesgo.
  • la concepción y aplicación de medidas de prevención y mitigación.
  • la protección financiera mediante la transferencia o retención del riesgo y
  • los preparativos y acciones para las fases posteriores.

¿Te interesa el tema? Repasa los casos de la Fifa y Volkswagen, para que recuerdes la importancia de la Gestión del Riesgo.

Sin embargo, para Atlas el Plan de Gestión del Riesgo tiene una connotación adicional: es una herramienta que permite mirar desde los procesos la posible consecución de los objetivos estratégicos. Así:

 

Visión estratégica del riesgo

La identificación de riesgos no es una actividad que se pueda ver desde la operación de un negocio, es una herramienta de gestión estratégica muy importante, pues además de estar claramente alineada con los planes estratégicos de las empresas, permite conocer, monitorear y mitigar aquellos riesgos que pueden impedir la consecución de los objetivos estratégicos de la compañía.

Para que sea utilizada de una manera efectiva, es preciso:

  • Lograr que el Consejo de Administración y la Dirección General (Junta Directiva y Vicepresidentes) se involucren plenamente en el proceso. Su participación es fundamental desde la identificación y definición de los riesgos estratégicos, hasta el seguimiento que se debe hacer de la evolución del perfil de riesgos de la Empresa.
  • Se requiere que sea la Junta Directiva quien asigne los responsables a nivel General y de Procesos con conocimientos y experiencia en el tema, para que sean ellos quienes identifiquen los riesgos operacionales que afectan el logro de los objetivos y quienes definen y apliquen las actividades de mitigación del riesgo que permita llevar los mismos a un nivel aceptable de tolerancia (el riesgo no desaparece, cambia constantemente).

Así, la administración de riesgo empresarial es un proceso realizado por el consejo directivo de una entidad, la administración y el personal de dicha entidad. Es aplicado en el establecimiento de estrategias de toda la empresa, diseñada para identificar eventos potenciales que puedan afectar a la entidad y administrar los riesgos para proporcionar una seguridad e integridad razonable referente al logro de objetivos.

Como se ve, el Plan de Gestión de Riesgos no es una actividad aislada, en la que se involucren solo a los dueños de procesos. ¡Cuidado! Pensarlo es un error común. 

La Revista Dinero lo pone en estas palabras: "Desarrollar un proceso de formulación estratégica desligado del proceso de revisión estratégica. Esto equivale a mucho activismo de la alta dirección en la construcción del plan y poco liderazgo para hacerle seguimiento, monitorear y ajustar los resultados de la implementación estratégica. Por tal razón, la clave del éxito consiste en la rendición periódica de cuentas por parte de los directivos. Al hacerlo podemos tener certeza de que las cosas se están haciendo".

Así que el primer paso para realizar un buen Plan de Gestión del Riesgo, no es otra cosa, que, concientizar a la Junta Directiva de que dicho plan, es el primer paso para tener Objetivos Estratégicos, reales y, sobre todo, factibles.

¿Te interesa este tema? Descarga este e-book y tendrás información sobre 4 riesgos y su gestión adecuada. 

4 tipos de riesgo empresarial

 


 

Nuevo llamado a la acción

Artículos recientes

Nuevo llamado a la acción